sábado, 9 de abril de 2011

Mirando tu horizonte

Hace tiempo que no me ves, pero sé que existes y te miro a lo lejos. Es enfermo, pero también es la verdad. No te asustes, porfavor, es simplemente la manera en que mi mente funciona y ni siquiera yo la puedo comprender. Desde acá alcanzo a verte y la tentación de acercarme (corriendo) siempre está presente, más he tratado de evadirla. Tengo que aceptar que desde acá también te ves hermosa y no me arrepiento de haberte encontrado ni de haber muerto al final.
El tiempo pasa y sigo mirando al horizonte lejando hacia el cuál huíste. Me escondo en lugares abiertos donde la gente no lo sospecharía. Ya ahí, suelto golpes al sol y maldigo a la luna. Me tiro al piso y aprieto el gatillo de mi pistola sin balas. Los ojos me empapan a veces y constantemente termino manchado. Miro al techo y me convenzo de que eso me hace feliz, para después dormir.

1 comentario:

Carliita dijo...

Me parecio interesante la parte qe dice "acepto qe te ves hermosa de lejos", o algo asi..Rebajandolo a contextos mucho menores, como el del amor imposible de escuela primaria, No era mejor "gustar" desde lo anonimo? Todo se veia mas lindo de ahi..